26 de junio de 2016

EL SEVILLA AT ES DE SEGUNDA DIVISIÓN

https://scontent-mad1-1.xx.fbcdn.net/t31.0-8/13482868_10154451565136833_349488956412334874_o.jpg 

Épico partido el de los de Diego Martínez, que apretaron los dientes para deshacer el 0-1 con el que se inició la segunda mitad. No fue así y tras una prórroga sin goles, el ascenso se decidiría desde el punto de penalti. José Antonio Caro paró el último lanzamiento de los catalanes y no lo dudó, se adueñó del balón para finiquitar un turno ya a muerte súbita. Gol del canterano, que se quitaba la espinita del tanto del Lleida cuando no había hecho más que iniciarse la segunda mitad. Temporadón del filial que acaba con el mejor de los premios: el ascenso a Segunda División. 

El filial partía con la ventaja de un gol cosechado en tierras catalanas, pero pronto se vio que los ilerdenses no iban a guardarse absolutamente nada. De hecho el inicio fue de algo de más empuje visitante, mientras el filial asustaba con contras sobre todo por la izquierda, con el siempre incisivo Matos. Vega e Ivi, pasado el cuarto de hora, fueron los encargados de probar a ambos metas con disparos cerca de la portería. Eso sí, con el paso de los minutos el filial fue recuperando el mando de la situación y evitando, con el balón, que los de Idiakez inquietasen a José Antonio.

El filial frenó pronto las ansias iniciales del Lleida

En el último cuarto de hora de la primera parte el Lleida Esportiu bajó revoluciones pensando en la mitad decisiva, por lo que los sevillistas aprovecharon algún robo de balón para poner en apuros a un muy seguro Crespo. David Carmona e Ivi fueron los protagonistas en ese sentido.
La segunda parte fue distinta y de hecho empezó de la peor forma posible. Escapada por la izquierda de Carlos Rodríguez en el primer minuto de la reanudación, para disparar cruzado y batir a un sorprendido José Antonio. El Lleida ya tenía lo que quería y sabía que un gol en los 45 minutos restantes le daba prácticamente el ascenso. Los sevillistas acusaron el golpe y vieron como su rival dominaba la pelota, más allá de algún robo en la medular que obligó a Ivi o Carlos Fernández a mover el balón rápido entre muchos rivales. Aún así, el equipo supo ponerse el mono de trabajo y sufrir para cumplir el sueño.

Carlos Rodríguez igualó la final nada más comenzar el segundo tiempo

El calor, que en la primera parte había dado una tregua gracias a las nubes, se fue acusando cada vez más, provocando continuos calambres sobre todo ya al final. El central Molo, de cabeza, fue quien más cerca estuvo de hacer el 0-2 a la salida de un córner, pero su cabezazo se marchó desviado y ambos equipos se vieron abocados a la prórroga. En ella, todo se volvió a igualar con un Lleida que, pese a haberse visto cerca, no quería perder la baza de los penaltis en un exceso de confianza. Con Carrillo y Cotán -que volvía tras la lesión- ya sobre el césped, el murciano tuvo una de las más claras en el tiempo extra, pero su disparo a la media vuelta lo cazó Crespo.

Cuando ya no quedaba nada, tanto Onwu -paradón espectacular de José Antonio- como Martínez, que no llegó por milímetros en un córner, pudieron evitar la tanda, pero la épica quería desplegarse en todo su esplendor. Así, Carlos Fernández fue el primero en errar merced a un inoportuno resbalón, pero Bosch se encontró con José Antonio en el siguiente lanzamiento. Ya en la muerte súbita, Rubio falló y el meta tomó la responsabilidad para mandar a su equipo a Segunda División. Y de ahí, al mayor de los disfrutes para un equipo que ha convertido el sueño en realidad.

José Antonio paró un penalti y anotó el decisivo

Por el Sevilla Atlético jugaron: José Antonio; Carmona, Bernardo, Diego, Matos; Tena, Diego; Curro, Ivi, Borja Lasso y Carlos Fernández. Minutos también para Carrillo y Cotán.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

FAN ZONE

GOL NORTE

El sevillismo es una afición conocida por el mundo futbolístico gracias a sus cánticos, fuerza, colorido, empuje, exigencia y amor por unos colores que traspasa mas allá de lo deportivo. Nuestra afición tiene su corazón en la grada baja del Gol Norte, cuyos latidos traspasan todo el graderío contagiando los numerosos e incansables cánticos que alientan al equipo en los buenos y malos momentos. En las grandes citas europeas se visten de gala y exponen enormes y trabajados tifos que son reconocidos y admirados por los ultras del mundo entero.

About The Soonex

Get in Touch

Your e-mail address is incorrect. Please check it and try again.

Thanks for your subscription!